Tratamientos

Farmacología

Uso de productos químicos o naturales con acción sobre funciones orgánicas, que sustituyen acciones deficitarias o actúan sobre puntos diana, con el fin de mejorar los síntomas o producir la curación del organismo, en nuestro caso habitualmente son tratamientos sintomáticos.

Los fármacos habituales son: analgésicos antiinflamatorios, analgésicos menores y mayores, dentro de estos últimos los morfínicos, que se aplican oralmente, inyectados, a través de la piel o de las mucosas del organismo, sea bucal, nasal o rectal.


Ozonoterapia

Esta molécula posee acciones analgésicas y antiinflamatorias se combina y produce desde el oxígeno, tiene gran poder de difusión y acción antioxidante, de ahí su uso como antienvejecimiento.

La gasificación se aplica por pinchazos en las zonas indicadas, previa anestesia local. La Auto-hemoterapia permiten llegar con este agente a todos os tejidos, se extrae sangre del paciente que vuelve a recibir, una vez ozonizada.


Bloqueos Nervios Periféricos

Consisten en la aplicación de un anestésico local en un nervio que hemos localizado. Este nervio es el causante de la recepción del estimulo doloroso, de tal modo que este estimulo es evitado y desaparece el dolor.


Bloqueos Nervios Centrales

El anestésico o analgésico se deposita en la proximidad del sistema nervioso central, es decir, en los espacios que rodean a la médula espinal, de modo que la transmisión del dolor se frenan o desaparece por que los estímulos no llegan al cerebro, estos se asocian con frecuencia de corticoides con acción antiinflamatoria de larga duración. Se denominan Epidural, Intradural o Caudal según localización.


Infiltraciones Articulares

Los productos se inyectan en los espacios que existen en las articulaciones de cualquier parte del organismo, una vez comprobada su patología e identificado el lugar de punción por ecografía se inyectan los productos analgésicos.


Radiofrecuencia

Es una aplicación energética sobre un nervio para que evitemos indefinidamente su conducción,es el modo ablativo, depende del tiempo y cantidad de energía que apliquemos una vez localizado el nervio candidato del dolor. Confirmado de que no se generan lesiones motoras de nervios que conllevarían a deficits.

Existe otro tipo de radiofrecuencia, la pulsatil, menos energía, que genera una neuromodulación sin lesionar el nervio, el campo electromagnético generado modula el nervio que temporalmente no inducirá estímulos dolorosos.

Estas dos técnicas se aplican previa localización con estimulación sensitiva y motora, y ecografía; en tiempo pasado o en otros servicios se realiza con radiología convencional, bien conocido su efecto radiación.


Neuromodulación Medular

La estimulación de estructuras nerviosas que están en el canal de la espina vertebral o debajo de la piel han demostrado ser eficaces en la reducción de integración de estímulos dolorosos a varios niveles , sea medular o del cerebro, una vez prevista su localización se implanta un electrodo o cable paralelo a la médula espinal o trayecto nervioso periférico y se conecta a una pila marcapasos que queda bajo la piel, que en realidad es un procesador que se puede regular desde el exterior para cambiar los parámetros necesarios sin realizar más procesos invasivos.

Contacto
Tel.: 943 326406
Tel.: 943 327020
Móvil: 615 792059
email: fharos@gmail.com Dr. Fermín Haro

Jefe Servicio de Anestesiología Reanimación y Terapia del Dolor, Donostia dolor

Contacto

9 + 2 =